Propiedad Intelectual / mayo 9, 2016

Reducir el precio de tu marca no tiene fin pero agregar valor no tiene límites

¿Si vas a aumentar tus precios un 20 por ciento mañana y no perder ningún cliente, qué le pasaría a tus márgenes de beneficio?

Si tienes un margen de beneficio del diez por ciento ahora, estarías haciendo el 25 por ciento mañana por la mañana. Por otro lado, si recortas tus precios un 20 por ciento, estarías perdiendo dinero con cada pedido.

Cobrar más y hacer más.

Lo que es una forma muy simple de decir que la reducción de tus precios para ganar más clientes es una muy, muy mala manera de hacer más dinero. Es la ruta más rápida a más problemas y menos beneficios. Siempre hay una manera de cobrar más. Y siempre hay personas que están dispuestas a pagar más.

Un precio bajo no es por sí mismo una virtud. Tener precios más altos por mejor calidad no sólo te da más beneficios económicos sino que te gana respeto entre la comunidad financiera y clientes. Esto es valor agregado para un fuerte trabajo de marca.

Si estás pensando que lo barato es una virtud en tu negocio, es hora de desaprender esa idea errónea. Este es el trato real: la mayoría de las empresas se preguntan: ¿qué tenemos que hacer para que más clientes quieran comprar? Pero aquí está la verdadera pregunta que debes hacerte: ¿Cómo se añaden suficiente valor a lo que ya vendes de forma que la gente quiera pagar dos veces más por ello?

Eso es exactamente lo que muchas compañías, incluyendo Whole Foods y California Pizza Kitchen han hecho. Y cuando eres un maniaco del marketing, los ojos y los oídos están abiertos para encontrar ejemplos de esto. Responde a esta pregunta para tu marca y te sorprenderás de lo rápido que esta puede crecer.


Articulo escrito por

Abogado Ruiz Salazar |

Deseas orientación profesional

Nuestras asesoras están disponibles para aclarar todas tus dudas y consultas. Prueba nuestro servicio sin compromiso.