Moneda 1040, Piso 8, Oficina 802, Santiago, Chile.

Una encrucijada bastante usual, suele ser la responsabilidad que puede tener el empleador por los accidentes automovilísticos de sus empleados, sea que ocupen automóviles propios o cedidos por la empresa.

Nuestra jurisprudencia se ha encargado de resolver con cierta fuerza este tipo de escenarios, basado en el artículo Nº184 del Código del Trabajo referente a la obligación del empleador de tomar las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de sus dependientes.

Estos casos se denominan accidentes de trayecto o con ocasión del trabajo pues, se tratan de traslados del trabajador hacia la empresa, desde su habitación o viceversa, o entre lugares de interés  para la empresa. Se consideran desplazamientos orientados a cumplir con  el deber contractual del empleado. Deben concurrir al menos, los siguientes elementos:

  • Un uso del vehículo durante el horario laboral o con ocasión del trabajo.
  • La movilización responde a una necesidad de la empresa.
  • El empleado debe ocupar una ruta directa, racional y no interrumpida, entre su punto de partida y término. Sin desviarse a realizar actividades que no tengan relación con la empresa, excluyendo acciones de primera necesidad como alimentarse o ir al baño.

Por esta misma razón, no son accidentes de trayecto aquellas lesiones que ocurren cuando hay causa u origen distinto a esta acción de traslado. Si no se cumple lo anterior, el choque es de exclusiva responsabilidad del trabajador y la empresa se encontraría exento de responsabilidad.

Si ocurre un accidente de trayecto, la empresa debe considerar las  siguientes obligaciones:

  1.  Laborales: El trabajador accidentado debe dar aviso a la empresa, quien tendrá 24  24 horas desde que toma conocimiento para completar la DIAT ( Declaración Individual de Accidente de Trabajo) y enviarla al INP o la mutual correspondiente.(En caso de muerte varía un poco el procedimiento, pero no ahondaremos en ese punto).El afectado debe detallar las circunstancias del accidente y acompañarla con medios de prueba (parte policial, constancia de Carabineros, testigos). 
  2. Civiles: La premisa en esta materia es que la empresa responde por las acciones de su dependiente. Por tanto, usted puede ser objeto de demanda por cualquier daño que haya ocurrido producto del accidente de trayecto. Obviamente, la gravedad o pretensión de terceros contra la empresa dependerá de cada caso.
  3. Caso de muerte del trabajador: Acá los familiares de su dependiente, tendrían un acción laboral para pedir indemnización de perjuicios si el accidente termina en muerte.

 

El Estudio Jurídico Ruiz Salazar SpA  cuenta con vasta experiencia asesorando empresas y empleadores en estos casos, lo invitamos a acercarse a nuestras dependencias o escribirnos a contacto@ruizsalazar.cl y disminuir sus responsabilidades en casos de accidentes con un excelente respaldo legal.